Guia de Plantas

Cactus: cuidados, características y cómo revivirlo si enferma

Cactus

Cactus, duro de matar. ¿Quieres una planta que decore y le dé color a tu casa sin demandar mucha atención? El Cactus es una excelente opción porque no necesita mucho riego y es de bajo mantenimiento.

En esta guía te daremos toda la información y cuidados que debes tener para mantener tus Cactus sanos por mucho tiempo. Sigue leyendo para saber, entre otras cosas, cuánta luz necesitan, cada cuánto tiempo debes regarlos y qué hacer si enferman.

Origen

 

Los Cactus, originarios del continente americano, son quizá la familia más popular entre las suculentas. Su clasificación es tan extensa que abarca más de 200 géneros y aproximadamente unas 2 mil 500 especies. Dentro de los tipos más conocidos de esta planta tenemos el Agave, la Sábila, el Cactus Erizo de Mar, el Cactus Charro, el Cactus Candelabro, el Cactus Órgano y la Corona de Cristo. Los Cactus pueden tener muchas formas distintas, algunos tienen solamente un gran tallo con espinas, otros tienen ramificaciones y también hay redondos.

De acuerdo con los científicos, el origen de las cactáceas, nombre científico de esta familia, se remonta de 30 a 40 millones de años atrás, luego de que Pangea se separara en los continentes que hoy conocemos.

 

 

Características de los Cactus

 

 

¿Cuánto tiempo tardan en crecer los Cactus?

Casi todos los tipos de Cactus crecen lentamente. Inicialmente, al cabo de 6 a 12 meses, su tamaño puede ser el de una canica grande y después de 2 o 3 años habrán ganado tan solo algunos centímetros, dependiendo de la especie. Después de esto, y con los cuidados correctos, pueden crecer entre 1 y 3 cm cada año.

Como en toda regla, también hay excepciones notables cuyo crecimiento llega a ser de 15 centímetros o más en un año. Por un lado, tenemos Cactus pequeñitos que apenas miden un centímetro de altura, mientras que hay otros, los más grandes, que pueden medir hasta 18 metros. Fascinante, ¿no te parece?

 

 

¿Cada cuánto florecen los Cactus?

Dependiendo de la especie, los Cactus tendrán flores espectaculares durante la primavera y el verano. La flor del Cactus es muy atractiva pero de vida muy corta, la mayoría no dura más de una semana. Incluso, en algunas especies, sus flores solo vivirán durante una noche; un espectáculo digno de verse. Sin embargo, la mayoría no florecerán si han tenido un invierno muy caluroso; por lo que es recomendable resguardarlos en un lugar más fresco durante esta época.

 

 

¿Es una planta para principiantes?

Los Cactus son plantas para principiantes porque son difíciles de matar y no necesitan mucha dedicación para mantenerlas con vida. Su mantenimiento es sencillo, pues son capaces de almacenar agua en sus tejidos, lo que les permite enfrentar sequías prolongadas.

Esta particularidad, hará tu vida más fácil porque no tendrás que estar tan pendiente de regar tus Cactus, como sí sucede con otras plantas de tu jardín. En gran parte, ésta es la razón por la que son tan populares para decorar una casa.

 

 

¿Los Cactus son plantas pet-friendly?

Los Cactus son una buena elección si lo que estás buscando son plantas no tóxicas para tus mascotas. Así que, adelante, anímate a decorar tu casa con esta bella especie, fácil de cuidar y sin preocupaciones extra por la salud de tus perros o gatos.

 

Si quieres tener en tu casa otras plantas que también sean amigables con los animales, revisa nuestra amplia variedad de plantas pet-friendly y elige la que más te guste.

 

 

Cactus: Cuidados Básicos

 

 

1. Luz

Los Cactus son plantas de sol y les encanta la resolana. Por lo tanto, si están al interior de tu casa, el lugar ideal frente a una ventana y en verano te agradecerán si los mueves a un balcón o a tu terraza. Si están al exterior, colócalos donde puedan recibir la mayor cantidad posible de luz del sol, aunque no directamente.

 

 

2. Riego

Por lo general, los Cactus no necesitan mucho riego. Durante el invierno será suficiente si los riegas una vez al mes y durante el verano hazlo sólo cuando veas que su tierra está seca. Es muy importante que tengan un buen drenaje para que no acumulen agua, pues el exceso de humedad los pudrirá. Si llegas a dudar si debes o no regalarlo, no lo hagas, riégalo solamente cuando sea muy evidente que no tiene nada de agua.

 

 

3. Tierra

La tierra que utilices para sembrar un Cactus es fundamental para que crezca y se desarrolle feliz. Esto no significa que sean muy exigentes o que necesiten muchos abonos y nutrientes específicos; por el contrario, un buen sustrato es indicador de que tendrá buen drenaje y no acumulará agua innecesariamente. Busca mezclas de tierra especialmente creadas para los distintos tipos de Cactus o, en su defecto, utiliza la que tengas a la mano y agrégale arena o perlita para favorecer el drenaje.

 

 

4. Humedad

El nivel ideal de humedad para los Cactus es de entre 20 y 30%. Recuerda que estas plantas tienen la capacidad de almacenar agua para resistir a las sequías y sobrevivir en ambientes muy secos.

 

 

5. Temperatura

En cualquiera de sus variedades, los Cactus soportan temperaturas muy altas pero también las muy bajas. Sin embargo, si estás en un ambiente frío, deberás tener especial cuidado porque la combinación de una temperatura baja y el exceso de agua puede ser letal. En este caso, lo mejor es que los tengas en el interior y con una temperatura de alrededor de los 15ºC, regándolos sólo cuando veas que la tierra está completamente seca y asegurándote de que tengan muy buen drenaje.

 

 

6. Abono

La recomendación es que fertilices tu Cactus una vez al mes desde que empieza la primavera y hasta que concluye el otoño. Para hacerlo correctamente, utiliza fertilizantes especiales y dilúyelos en el agua que uses para regarlos.

 

 

7. Limpieza

Mantener tu Cactus limpio y bonito es bastante sencillo. Lo primero que debes hacer es quitarle el polvo que se haya acumulado usando una brocha, asegúrate de llegar con mucho detalle a todos los pliegues para eliminar cualquier suciedad. Verás como esta sencilla acción le ayudará a tu planta a recuperar su brillo y apariencia saludable.

 

 

Cactus: Cuidados Avanzados

 

 

¿Cómo podar un Cactus?

Para podar tus Cactus debes tener mucho cuidado porque la mayoría tienen espinas. Es necesario que uses guantes y, de preferencia, pantalones largos y una camisa de manga larga. La herramienta depende del tamaño de la planta, puedes usar desde unas tijeras de poda, un cuchillo o una sierra de mano para plantas más grandes.

Primero identifica cuáles son las ramas que vas a recortar, comienza con las externas y continúa con las internas. Corta en las uniones lo más cerca del tallo, es muy importante que nunca podes una hoja a la mitad. Al final, separa los pedazos sanos que puedas trasplantar y retira los demás.

 

 

¿Cómo trasplantar un Cactus?

Cuando un Cactus vive en maceta, es necesario trasplantarlo al cabo de varios años de acuerdo a su crecimiento y también tomando en cuenta el agotamiento del sustrato. El mejor momento para hacerlo es durante la primavera y el verano, nunca lo trasplantes en invierno.

 

 

Reproducción

Tanto los Cactus, como sus primas las suculentas, son plantas realmente generosas en la reproducción. Puedes obtener un Cactus nuevo casi de cualquier parte de la planta; por ejemplo, si por accidente le has tumbado algunas hojitas o un pedazo, de ahí puede surgir una planta completamente nueva.

Ahora, si quieres reproducir un Cactus intencionalmente, es muy sencillo. Coloca en un plato con agua la hojita que se haya desprendido, sumergiendo solo la punta para estimular el nacimiento de sus raíces. Otro método puede ser que la pongas directamente en una nueva maceta con tierra húmeda y que la estés regando con la misma frecuencia que el Cactus de donde se desprendió. Al cabo de varias semanas, verás cómo le salen raíces y sus primeros brotes.

 

 

Cactus: Plagas y enfermedades

 

¿Qué hago si mi Cactus tiene una plaga?

 

 

  • Araña Roja

 

Esta plaga es muy común en los Cactus y se propaga a través de un ácaro muy pequeñito de color rojo. Este animalito se alimenta de la planta y produce telarañas, además de manchas decoloradas o amarillas. Para eliminar esta plaga, puedes usar Clorpirifos, un insecticida de uso común para plantas.

 

 

  • Cochinilla

 

La cochinilla es una plaga de insectos que tienen la apariencia de pequeños copos o lapas pegados en la planta, provocando pérdida de color y deformaciones. Se pueden quitar fácilmente con una mezcla de agua y jabón, o con un insecticida especial anticochinilla.

 

 

  • Mosca blanca

 

Esta plaga también es un insecto pequeñito que se adhiere la planta y chupa su savia. Existen algunos remedios caseros que puedes usar para combatir a la mosca blanca: plantar albahaca para repelerlos o hacer una mezcla de agua con ajo machacado y aplicarla sobre la planta, son un ejemplo de ello. También puedes utilizar aceite de neem o jabón potásico, siguiendo las indicaciones contempladas en el envase.

 

 

¿Cómo revivir un Cactus cuando está seco?

A pesar de que los Cactus aguantan mucho tiempo sin agua, tampoco hay que exagerar y dejarlos secar por completo. Si esto te llega a pasar, no te preocupes, lo que tienes que hacer es cambiarlos a una maceta con tierra fresca que les permita poder recuperarse más fácilmente y, claro, ¡no olvidar regarlo!

 

 

¿Qué hacer si se ha puesto amarillo?

Si ves que tu Cactus se ha puesto amarillo, puede ser que lo estés regando demasiado o porque no tiene un drenaje correcto. Esto también puede pasar si el ambiente en el que está tu planta es demasiado húmedo. Para solucionar este problema, deja secar por completo el sustrato y aumenta el tiempo que dejas pasar entre riegos.

 

 

¿Cómo salvar un Cactus cuando está podrido o se ahogó?

Puedes darte cuenta que tu Cactus se ha ahogado cuando tiene partes muy negras o marrones. Estas son señales de un exceso de agua o de la presencia de hongos que lo han dañado. Lo que tienes que hacer para solucionarlo, es cortar esas partes o cambiar la tierra con exceso de humedad por un sustrato seco y adecuado. Con este remedio tu planta debería retomar su salud y belleza natural.

 

 

¿Estás listo para adoptar un Cactus y ser feliz?

 

Como puedes ver, ésta planta, además de ser muy bella, es realmente fácil de cuidar. Si has estado pensando en opciones para comenzar o hacer crecer un espacio verde dentro de tu casa, ¡no busques más! Tenemos Cactus disponibles para ti y con tu compra te acompañaremos con asesoría personalizada para mantenerlo vivo y feliz. Recuerda que al comprar plantas estás recibiendo vida.